El éxito de toda empresa es directamente proporcional a la armonía de su fuerza laboral

Jornada de Trabajo

Jornada de Trabajo

Al hablar de jornada de trabajo, debemos tener presente que al ser ésta una de las condiciones de trabajo protegidas a favor de los trabajadores, no puede ser inferior a los mínimos tutelados por la legislación laboral; de ahí que, debemos entender que el elemento "disposición" no se refiere al tiempo efectivamente laborado, sino a aquel en que el trabajador debe realizar las actividades para las cuales fue contratado; por ello, aun cuando el trabajador físicamente no esté desempeñando ninguna labor, pero se encuentre a disposición del patrón, está efectivamente cumpliendo con su jornada de trabajo.

La jornada de trabajo tiene diversas modalidades y características especiales, de acuerdo con el tipo de trabajo y la persona que labora. Sin embargo hay restricciones generales, por ejemplo, es un derecho del trabajador que por cada seis días de trabajo, le sea otorgado uno para descanso con goce de salario íntegro, el cual preferentemente será el día domingo. Asimismo, la jornada ordinaria (llamada así, en oposición a jornada extraordinaria, u "horas extra") se divide en: diurna, nocturna, y mixta, de acuerdo con el lapso del día en el cual se labora. Veamos:

  • a) Jornada diurna. Aquella que abarca de las 6:00 a.m., a las 8:00 p.m.
     
  • b) Jornada nocturna. La que transcurre entre las 8:00 p.m., y las 6:00 a.m.
     
  • c) Jornada mixta. Se integra por las dos anteriores, siempre y cuando el periodo comprendido de la jornada nocturna sea menor de 3.5 horas; ya que si excede, se considerará jornada nocturna. En otras palabras, una jornada será mixta, cuando inicie después de las 2:30 a.m., o bien, finalice antes de las 11:30 p.m.

Tengamos presente que la jornada laboral no podrá exceder de ocho horas, tratándose de la jornada diurna; siete horas en cuanto a la nocturna y; siete horas y media si se trata de jornada mixta. Además, en todo caso, si se labora jornada continua (aquella en la cual, por las características especiales del empleo, el trabajador no puede tomar sus alimentos fuera del centro de trabajo), se le deberá permitir por lo menos, media hora para ingerir alimentos, lapso que contará como tiempo efectivo laborado.

Nuestro sistema jurídico, contempla la posibilidad incluso de repartir las horas ordinarias semanales, sin exceder los siguientes límites: 48 horas diurnas, 42 horas nocturnas, o bien, 45 horas mixtas. En consecuencia, una vez excedidas dichas cantidades, las horas posteriores se considerarán extraordinarias, las cuales deberán pagarse de la siguiente manera:

  • a) Las primeras 9 horas extraordinarias, con un 200% del salario ordinario por hora.
     
  • b) A partir de la novena hora, con un 300% del salario ordinario por hora.
Jornada Mixta

Asimismo, nuestra legislación contempla ciertas limitaciones en cuanto a las horas extraordinarias, entre otras: el patrón tiene prohibido permitir laborar horas extra, a los menores de 16 años; no se laborará jornada extraordinaria por más de 3 horas diarias, ni más de 3 días a la semana (en caso de excederse, la consecuencia es el pago triple, como ya se indicó).

Existe multitud de puntos a considerar en torno a la jornada laboral, sin embargo, esperamos que este artículo sirva como un primer acercamiento al contenido de nuestra legislación laboral en materia de jornada de trabajo.

¿Desea que abordemos un tema en particular?, ¿requiere información adicional? Póngase en contacto con nosotros.