El éxito de toda empresa es directamente proporcional a la armonía de su fuerza laboral

Prohibiciones de los Trabajadores

Prohibiciones de los Trabajadores

Al igual que la Ley Federal del Trabajo contiene un catálogo de deberes para los trabajadores, también prevé una serie de impedimentos durante el desempeño de sus funciones, el contravenir esas prohibiciones da la posibilidad al patrón para aplicar medidas disciplinarias al trabajador, que pueden ir desde una amonestación verbal hasta la rescisión de su contrato individual de trabajo.

El artículo 135 de la Ley Federal del Trabajo, expresamente señala que les está prohibido a los trabajadores:

  • Hacer cualquier acción que ponga en riesgo su seguridad, la de los demás trabajadores y/o la de otras personas, así como la del centro de trabajo; por ejemplo, fumar en un área de la empresa donde estén cilindros que contengan gases flamables; es común que por motivos de fe religiosa, algunos trabajadores tengan en su centro de trabajo alguna imagen a la cual eventualmente le encienden veladoras; que implican una fuente de fuego y por ende de peligro para el trabajador mismo, sus compañeros proveedores, clientes y vecinos de la empresa, así como para las instalaciones mismas.
     
  • Faltas InjustificadasFaltar el empleado a sus labores sin permiso del empleador, o sin causa justificada; esta prohibición está íntimamente relacionada con la fracción IV del artículo 134 de la L.F.T. (catálogo de obligaciones) pues aquél expresamente pone como obligación del trabajador el desempeñar sus labores en la jornada laboral pactada, de ahí que esta fracción de prohibición refuerza a aquélla, pues no está a su voluntad faltar, salvo que medie permiso del patrón o una causa justificada; como lo puede ser una enfermedad que estará amparada por una incapacidad expedida por el Instituto Mexicano del Seguro Social, para que el trabajador pueda justificar su inasistencia, otra clase de ausencias por el motivo que sea si no estuviere pactado el caso específico en el contrato individual de trabajo, colectivo o contrato ley, la inasistencia se podrá considerar como injustificada.
     
  • Sustraer de la fuente de trabajo las herramientas de trabajo o la materia prima o ya elaborada; el término sustraer lo debemos entender como una disposición para sí mismo, es decir, como un tipo de enajenación ilegal, que según la legislación estatal se podrá determinar cómo robo o abuso de confianza.
     
  • Acudir al trabajo en estado de ebriedad, para el trabajador que hubiera ingerido bebidas alcohólicas y esté en notoria beodez, será preferible que se abstenga de acudir a laborar no importando que con ello falte a sus labores, pues el que una persona bajo el influjo del alcohol desempeñe sus funciones en la fuente laboral, dependiendo de cuáles sean puede ponerse en riesgo a sí mismo, a terceros y al patrimonio de la empresa. (Encontrándose además bajo el supuesto de la prohibición prevista en la fracción I este listado); no es lo mismo que algún auxiliar de intendencia se presente y desempeñe sus funciones estando ebrio a que lo haga el capitán la tripulación de una aeronave comercial; porque no se compara una falta de pericia en el uso de la escoba o jalador, a una impericia en el control del avión.
     
  • Presentarse NarcotizadoPresentarse a desempeñar sus labores narcotizado o drogado, excepto, que haya una prescripción médica; por lo cual antes de iniciar su servicio, el empleado deberá informar esta circunstancia al patrón o sus representantes y demostrarles con la prescripción suscrita por el médico; en tal caso el patrón dispondrá si durante el lapso que dure el tratamiento asigna otras funciones al trabajador que no requieran destreza especial cuya impericia sea riesgosa, o bien, le da la jornada para que acuda a su domicilio a solventar el tratamiento.
     
  • Llevar el trabajador armas de cualquier tipo durante las horas de trabajo, excepto que las funciones del trabajador lo requieran; no se podrán considerar dentro de este rango las armas punzantes y punzo-cortantes que sean parte de las herramientas; por ejemplo a cualquier trabajador, durante sus horas de trabajo, le está impedido portar armas de fuego, punzantes y punzo-cortantes, salvo que fuera el vigilante, quien dependiendo de los permisos respectivos podrá portar un arma de fuego o un tolete; lo que incluso le está prohibido a este tipo de trabajador son los cuchillos, navajas, etc. Incluso, bajo esta óptica la tan de moda y práctica navaja suiza, está prohibida; ello obedece a la seguridad de quienes laboran en la fuente de trabajo.
     
  • Suspender LaboresSuspender sus actividades sin autorización del patrón, es decir, parar la producción o dejar de trabajar durante el lapso de su jornada laboral, excepto que haya instrucción del patrón en ese sentido; en este caso le está impedido a cualquier trabajador dejar de hacer lo que está pactado con el trabajador y más aún dejar de hacerlo por quedarse dormido; si bien sorprende que una acción que pudiera parecer anodina, está prohibida por la Ley y puede, dependiendo de las consecuencias de la suspensión, el ser motivo de rescisión del contrato individual de trabajo.
     
  • Realizar colectas en la fuente de trabajo, en este caso se encuentra todo tipo de venta de boletos, las denominadas "vaquitas", las muy socorridas "tandas", incluso la vendimia misma de cualquier tipo está prohibida; pues al efectuar cualquier actividad ajena a la contratada se suspende labores y adicionalmente se distrae al resto del personal.
     
  • Utilizar las herramientas suministradas por el empresario o sus representantes, para un fin distinto de aquél a que están destinados; como ejemplo imagínese el trabajador que dispone de sus herramientas de trabajo (computadora, impresora, etc.) para ayudarle a algún familiar con alguna tarea escolar.
     
  • Realizar cualquier tipo de propaganda en las horas de trabajo, al interior del centro de trabajo.
Prohibiciones

Estas prohibiciones están descritas de manera genérica para su adecuación a la infinidad de casos concretos que se podrán presentar diariamente en la operación de la fuente de trabajo; siendo oportuno considerarlas cuando el patrón pretenda evaluar si las conductas de algún trabajador ameritan corrección disciplinarias o de plano la rescisión de su contrato individual de trabajo.

¿Desea que abordemos un tema en particular?, ¿requiere información adicional? Póngase en contacto con nosotros.